Uruguay, referente global en inocuidad alimentaria

Habitado por casi tres millones y medio de habitantes, Uruguay provee de alimentos a 30 millones de personas, con potencial de llegar a 50. Es uno de los productores de alimentos más valorado a nivel a mundial por la calidad e inocuidad que ofrece.

Más de la mitad de las exportaciones de bienes de Uruguay corresponden a alimentos, lo que demuestra la importancia de este sector y la confianza de los compradores que lo legitiman como productor y exportador.
Actualmente los productos uruguayos están en las mesas de más de 150 naciones, como China, Brasil, Estados Unidos, México, Argelia, Países Bajos, Egipto, Perú, la Federación Rusa y Turquía, entre otros.

El 90% de la superficie terrestre de Uruguay es apta para uso agropecuario y su producción es fruto de los recursos naturales de los que dispone, a los que se incorpora innovación, talento y diseño en procesos de producción que aseguran la protección y cuidado del medio ambiente.

En efecto, el país dispuso una normativa que apuesta a tener sistemas de producción agropecuarios sustentables, así como planes de uso y manejo responsable de suelos para la prevención y control de la erosión y degradación. Sus bosques nativos, de enorme valor ecosistémico, también son áreas protegidas por ley.

Lidera los índices de formalidad en América Latina, permitiendo que sus bienes y servicios integren una dimensión ética en sus procesos. Éstas y otras razones hacen de Uruguay el país mejor clasificado entre los emergentes en factores ESG (Environment, Social, Governance) de acuerdo con el índice elaborado por JP Morgan (J-ESG).

Su ubicación estratégica lo posiciona como una plataforma logística de exportación de alimentos al mundo, que ofrece facilidad para hacer negocios pues se trata de un país estable, que mantiene acuerdos comerciales vigentes con casi una veintena de países.

Uruguay es uno de los principales exportadores de carne en el planeta. Es, por ejemplo, el séptimo exportador mundial de carne congelada. La buena reputación ganada por la carne uruguaya se debe a su producción, que se realiza en condiciones naturales, libre de hormonas y antibióticos, y también al sistema de trazabilidad que por ley es aplicado desde hace más de una década al 100% del ganado y a través del cual el consumidor puede conocer toda la información del alimento que llega desde la naturaleza a la mesa. La cría de ganado en Uruguay está acompañada, además, por un conjunto de medidas de cuidado de los recursos naturales, rotación de cultivos, producción sustentable y cuidado del suelo.

Es también un destacado productor y exportador de soja, productos lácteos, arroz y sobresalen sus producciones de carne aviar, miel y cítricos, que cuentan con sistemas de georreferenciación, que aseguran su inocuidad y potencian su calidad. Los cultivos uruguayos se benefician del desarrollo de tecnología agrointeligente que permite a los consumidores tener acceso a información acerca del manejo a nivel de campo de elementos fitosanitarios, nutrición y riego, entre otros factores, garantizando la seguridad de los alimentos.

Más de la mitad de las exportaciones de bienes uruguayos corresponden a alimentos, lo que muestra la importancia de este sector y la confianza de los compradores e inversores que legitiman al país como productor y exportador de alimentos confiables, hub de negocios y puerta de entrada a un mercado de nada menos que 400 millones de personas.

Leave a Reply