Amatistas uruguayas reconocidas internacionalmente por su calidad

Las piedras preciosas de intenso color violeta están exhibidas en el pabellón de Uruguay de Expo Dubai.

Uruguay es productor y exportador de dos tipos de piedras preciosas de cuarzo, las amatistas y las ágatas. La amatista es una piedra que genera interés a nivel internacional, tanto por el tamaño de sus cristales como por su intenso color, que puede variar desde el blanco al violeta oscuro, casi negro. En efecto, cuanto más oscura la piedra, más costosa es, pero su precio depende también de otras variables como su tamaño, así como de la cantidad y tamaño de los cristales.

Algunas de las piezas que se extraen en el norte uruguayo, como las que se pueden apreciar en el pabellón de Uruguay en Expo Dubai, tienen forma abovedada y en su interior se pueden apreciar los cristales violetas. La calidad de la amatista uruguaya es muy alta, porque es más violeta que en otras zonas de extracción cercanas al país y también porque tiene mayor cantidad de cristales, lo que permite que sean más brillantes.

La amatista es una piedra natural. Su color se genera por la concentración de hierro en la piedra, pero su origen no es muy cierto, puesto que se manejan varias teorías acerca de la formación de sus yacimientos en el norte uruguayo. Se cree que hace unos 130 millones de años, con la separación de los continentes, en el desierto que en ese entonces existía en la zona, hubo una gran explosión volcánica con derrame de lava. El contacto de ésta con la arena provocó un desprendimiento de gases que al enfriarse generó huecos dentro de las piedras, en las cuales se introdujo arena generando las geodas de amatista o ágata, que son diferentes tipos de cuarzo.

Otras teorías sostienen que la lava solidificada fue afectada por la presencia de agua rica en el mineral de cuarzo. En la antigüedad, las geodas de amatista eran apreciadas por sus propiedades curativas y místicas.

Son piedras que pueden oscilar entre unos pocos kilogramos y más de 10 toneladas. Por su color y pureza, se utilizan en piezas especiales de joyería, así como con fines ornamentales y decorativos. Las más grandes se exhiben en hoteles y parques.

Las amatistas uruguayas son de las más conocidas en el mundo. Efectivamente, Uruguay es reconocido como uno de los países más productores de este tipo de piedra en el mundo. Sus yacimientos se encuentran a 70 kilómetros al sur de la ciudad de Artigas, en el departamento más norteño del país. La extracción se hace a cielo abierto y a través de túneles.

En materia de exportaciones, en los últimos dos años China ha sido el mayor comprador de piedras preciosas de origen uruguayo, seguido muy de cerca por Brasil y luego por Estados Unidos y Hong Kong. Japón y países europeos como Reino Unido, Alemania e Italia son también importantes compradores de estas geodas para Uruguay.