El Uruguay de los derechos que atrae las miradas del mundo

Desde principios del siglo XX Uruguay fue pionero en iniciativas sociales, educativas y cívicas y hasta hoy su identidad vanguardista y espíritu de libertad, continúa atrayendo la atención de quienes buscan invertir, trabajar o vivir en él.

Las transformaciones sociales y derechos civiles, sociales y educativos que muy tempranamente incorporó Uruguay para el bienestar de quienes lo habitan, le valió en su momento el nombre de “la Suiza de América”.  

Uruguay fue el segundo país a nivel mundial en establecer la educación laica, gratuita y obligatoria. 

En 1913, se convirtió en el primero en América Latina en legislar el divorcio por sola voluntad de la mujer. En 1918 se separa, la Iglesia del Estado, condición que marca su identidad laica hasta la actualidad. 

En el marco de las reformas de principios del siglo pasado, desde 1914 Uruguay cuenta con una jornada laboral de 8 horas.  

Hoy en día el país alcanza una tasa de alfabetización de 98%, posición líder en Latinoamérica. Además, cuenta con educación gratuita en todos los niveles, y fue el primer país en implementar de manera universal el programa conocido en el mundo como One Laptop per Child. 

Gracias a estos hitos y a su estabilidad, seguridad y calidad institucional, Uruguay lidera hoy gran parte de los rankings vinculados a la calidad institucional y a los logros sociales.  Algunos de ellos lo reconocen de manera sostenida como el país número uno en equidad en América Latina, el de mejor calidad democrática y con menor percepción de la corrupción, y el primero en Libertades Civiles y Movilidad Social.  

Por la vía de los hechos, Uruguay ha sido y es una nación que se identifica con los valores de equidad, igualdad y justicia; una sociedad austera y amante de la libertad que se nutre del republicanismo, el respeto por la diversidad y una constante vocación innovadora. 

Estas razones, junto a factores medioambientales y de gobernanza, determinan que cada vez más empresas, analistas y agencias de calificación crediticia tome en cuenta las cualidades que hoy conviertan a Uruguay en el de más alto desempeño en factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) a nivel regional.