Lana con sello uruguayo que abastece al mundo

El bienestar animal, el cuidado del medioambiente por parte de las industrias y la excelente calidad de la fibra son algunas de las características por las cuales los compradores eligen la lana uruguaya.

Uruguay es uno de los cuatro polos textiles que existen en el mundo y uno de los principales proveedores de lanas a nivel global. Se encuentra entre los 10 mayores exportadores en lana lavada, sucia y tops de lana. Biodegradable, 100% natural, renovable y reciclable, la lana uruguaya tiene características que la convierten en una fibra única. Su resistencia y volumen son algunos de los atributos reconocidos por los compradores más exigentes.  

Uruguay es un lugar ideal para la cría ovina dada su larga tradición lanera, acompañada por normas de bienestar animal, modernas tecnologías de manejo, clima favorable, y condiciones de trabajo óptimas además de mano de obra calificada, referente en el mundo.  

El uso de energías renovables, tratamiento de efluentes y utilización de productos biodegradables garantizan una producción natural y sostenible que contribuye a la captura de carbono del medio ambiente.  La permanente inversión en tecnología, maquinaria y genética, así como la mejora continua de los procesos, han permitido al país estar a la vanguardia en este sector, aumentar su productividad y diversificar las líneas de negocio.  

El know how y la experiencia en blending de la industria uruguaya de peinado permitió desarrollar habilidades para producir diferentes tipos de calidades y productos de lana que abastecen a los mercados más diversos. 

La adopción de tecnologías de trazabilidad, que permiten conocer todo el proceso de producción desde el origen y reflejarlo en etiquetas con código QR, aseguran la confianza plena de esta materia prima.  Los diseños con identidad propia y adaptación a las tendencias internacionales de moda convierten a los productos de lana diseñados y producidos en Uruguay en bienes de lujo elegidos por los consumidores más exigentes.