Uruguay realizó una degustación de sus destacados vinos en Expo Dubai

El país es un reconocido productor de vinos de calidad superior, que se exportan a los mercados más exigentes del mundo.

Más de 25 compradores de bebidas de destacados hoteles e importadoras del mundo visitaron el pabellón de Uruguay en Expo Dubai para disfrutar de una degustación y masterclass de los vinos del país.  

La masterclass estuvo a cargo de la galardonada escritora e influencer de vinos Amanda Barnes, que se especializa en escribir sobre las regiones vinícolas y los destinos turísticos del cono sur. Autora de la South American Wine Guide, colabora en múltiples publicaciones de vinos y viajes y es editora de la publicación del círculo de escritores de vino.

Los invitados pudieron conocer de primera mano las bondades de uno de los productos de exportación más destacados del país de la mano de nueve bodegas uruguayas: Ariano, Bouza, Carrau, Familia Deicas, Familia Traversa, Garzón, Giménez Méndez, Toscanini y Viña Edén.

Con más de 250 años de historia, múltiples premios internacionales y un interesante caudal exportador a exigentes mercados del mundo, Uruguay se ha posicionado como un productor emblemático de vinos.

Comprometido con el uso de tecnología aplicada a la producción sustentable y con el aval de la Organización Internacional de la Viña (OIV), Uruguay cuenta con sobrados motivos para enorgullecerse de su industria vinícola. En efecto, es el primero de América Latina en contar con georreferenciación en todos sus establecimientos y tener toda su vitivinicultura trazada.

La uva Tannat, su cepa insignia, se consolidó como la principal variedad del país por su buena adaptación al suelo y al clima. Entre los países productores de vino, Uruguay es conocido por esta singular y característica cepa varietal, que logra un de elegante, intenso y con carácter, que marida formidablemente con las carnes, otro de los productos distintivos del país.

Además del Tannat, produce cepas de origen francés como Suavignon Blanc, Chandon y Pinot Noir, entre otras. El país cuenta con una ubicación geográfica privilegiada, su clima subtropical-húmedo y la proximidad al océano Atlántico, son componentes que moderan las altas temperaturas en su estación más calurosa, que, junto a su topografía ondulada y sus suelos arcillosos y arenosos, permite un buen drenaje natural que resulta determinante para este tipo de cultivo.

El 2020 Uruguay exportó más de cinco millones y medio de kilos de vino, incluyendo las colocaciones desde zonas francas, a múltiples países como Brasil, Estados unidos, Federación Rusa, Suecia, Reino Unido, Polonia y más. El mismo año se prensaron casi 94 millones de kilos de uva en 159 bodegas, un promedio mayor al año anterior según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI).

La industria vitivinícola crece incesantemente tanto en cantidad de exportaciones, consumo interno, captación de nuevos paladares exigentes y reconocimientos internacionales, habiendo obtenido solo en 2020 ocho medallas en el concurso Vinalies Internationales y el concurso Internacional de Vinos Bacchus.

Conozca más sobre los vinos uruguayos en www.uruguayindubai.com